En 1907, pocos años después de que los hermanos Wright despegaran en Kitty Hawk, y mientras se medía el vuelo humano en metros y minutos, el Dr. Julius Neubronner, un boticario alemán, presentó una solicitud de patente para una nueva invención: la cámara para palomas. El dispositivo era una pequeña cámara con correas y un temporizador para que las palomas pudieran llevarlo y tomar fotos durante el vuelo. Neubronner utilizó el dispositivo por primera vez con sus propias palomas mensajeras, que a veces empleaba para entregar las recetas.

Ver noticia original ➥