Messi y su padre fueron condenados a pagar €3,5 millones y a penas de cárcel en 2017. Nuevos datos revelan que su sociedad de Panamá sigue vigente y fue investigada por operaciones sospechosas

Ver noticia original ➥