Mantener tus redes sociales libres de bullies, haters, machistas y racistas es natural, pero hay una línea muy fina entre hacer eso y aislarte de cualquier pensamiento u opinión que contradiga las tuyas. Cuando haces eso, tu aislamiento no es culpa del algoritmo [de Facebook] sino tuya. Para vivir acorde a ese ideal negamos la entrada a todo lo que la amenaza o la pone en duda. La representación de esto son los espacios seguros o safe spaces.

Ver noticia original ➥