Benjamín Franklin dijo hacia 1780 que solo existían dos cosas seguras en la vida: la muerte y pagar impuestos. Dos siglos y pico después solo es seguro lo primero para una élite (…). Los paraísos fiscales podrían desaparecer si los países más poderosos de la tierra así lo quisieran y exigieran.

Ver noticia original ➥