El Parlamento Europeo ha denegado permiso para un acto que pretendía contar con la presencia de Carles Puigdemont y algunos de los exconsejeros que le acompañan. La explicación que han dado es que según la Justicia belga, el expresident debe estar en todo momento al alcance de la Policía, algo que dificultaría su acceso a las instalaciones de la Eurocámara, donde la Policía no puede acceder libremente.

Ver noticia original ➥