Una vez más las apariencias engañan: se habla de disminución del paro cuando lo que de verdad disminuye son las personas residentes. Tampoco hay más trabajo, lo que hay es una jornada media menor con menor remuneración. Y también hay un presidente de gobierno diciendo “no nos metamos en eso” cuando se le habla de regular el principio de “a igual trabajo, igual salario”. Es hora de ser serios.

Ver noticia original ➥