La reforma laboral de 2012 y las políticas neoliberales del Gobierno del PP han provocado un trasvase de empleo del sector público al privado,que se ha visto acompañado de un trasvase de recursos públicos y de un deterioro de la calidad del empleo en este sector,con un aumento de la precariedad en 2,1 puntos; "la congelación de oferta de empleo pública decidida por el Gobierno contrasta con la ausencia de cortapisas para contratar el servicio de empresas privadas.El problema estriba en que han disminuido 6,2 millones de horas las trabajadas..

Ver noticia original ➥