¿Realmente hace falta organizar elecciones sindicales para elegir a los famosos "delegados" o miembros del comité de empresa? ¿Puede incluso ser peor tener representantes que no tenerlos? Como dicen algunos trabajadores: ¿qué pasa si no "tenemos sindicato"? ¿Quedan desprotegidos los trabajadores? ¿Pierden posibilidades de demanda o denuncia por no tener representantes? Pues bien, la respuesta muy resumida sería que no.

Ver noticia original ➥