(…) El entendimiento de Rivera es puro electoralismo, que la moderación le sirve para maquillar sus posturas extremistas, que la socialdemocracia ha sido convenientemente purgada tras un Vistalegre más discreto que el de Podemos y que es capaz de servir de muleta para la corrupción del PP si eso le permite tomar aire y ganar terreno. La ausencia de aspavientos se ha disuelto en un uso de Twitter que recuerda al de Donald Trump, y esa supuesta creencia festiva en la unidad de España desprende un agrio sabor integrista.

Ver noticia original ➥