La Serra da Freita portuguesa, al norte del país y al sureste de Oporto, especialmente en los alrededores de la localidad de Castanheira, es fruto de una intensa actividad geológica, famosa además por albergar una de las concentraciones de trilobites gigantes más grande del mundo. Allí abundan las rocas graníticas, con una particularidad: tienen incrustados unos nódulos con forma de pequeños discos biconvexos que con el tiempo van liberándose de la roca madre dejando un hueco oscurecido y cayendo al suelo.

Ver noticia original ➥