Un turista británico se tumba en el suelo totalmente ebrio en la localidad de Sant Josep, en Ibiza, sin preocuparse por el tráfico. Al final, un grupo de hombres se le echa encima con palos. Una brutal paliza, pero el turista no ha querido denunciar.

Ver noticia original ➥