Una pelea entre un centenar de inmigrantes afganos y eritreos en la ciudad de Calais que se saldó con al menos tres heridos muy graves llevó hoy al Gobierno de Francia a intervenir y al ministro de Interior, Gérard Collomb, a desplazarse con urgencia a esa localidad del norte del país. "Debido a los graves incidentes sucedidos hoy, me desplazo esta misma tarde a Calais para analizar la situación con el prefecto (delegado del Gobierno), la alcaldesa de la ciudad y los actores locales", anunció Collomb en las redes sociales.

Ver noticia original ➥