Mi futuro es una “desconcertante mezcla de nostalgia, arrepentimiento, claustrofobia, vacío y miedo”. Al menos, así describía a la mediana edad Kieran Setiya, un profesor de filosofía del MIT. Y es que la "crisis de los 40" no es un chascarrillo, es un hecho: la mayoría de los estudios coinciden en que la felicidad tiene forma de ‘U’. Somos felices durante la adolescencia y los veintitantos, pero a medida en que pasan los años, nos volvemos cada vez más miserables hasta que en algún momento a finales de los 50.

Ver noticia original ➥