El cáncer es la primera causa de mortalidad canina una vez rebasan los diez años de edad. Si tenemos en cuenta que además de sufrir tipos de cáncer parecidos a los nuestros, los perros y nosotros tenemos un código genético bastante similar (compartimos un 85% de material genético), resulta lógico llegar a la conclusión de que el estudio oncológico en las mascotas puede arrojar luz sobre el cáncer en las personas. Además, perros y gatos viven en el mismo ambiente que nosotros por lo que compartimos factores de riesgo comunes.

Ver noticia original ➥