La Viagra se usa para mejorar la erección de los hombres; es una cuestión de flujo sanguíneo, no necesariamente de deseo. Addyi, por otro lado, se toma diariamente para restaurar el apetito sexual femenino y tratar una condición médica específica: el Desorden del Deseo Sexual Hipoactivo (HSDD, por sus siglas en inglés). Los creyentes en esta enfermedad dicen que el mundo femenino ha estado esperando mucho tiempo por un tratamiento de este tipo. Un tratamiento que ha sido ignorado durante mucho tiempo por la comunidad médica.

Ver noticia original ➥