El Ministerio del Interior prescindirá a final de semana de uno de los dos ferries que, atracados en el puerto de Barcelona, aloja desde hace casi dos meses a más de un millar de guardias civiles y policías nacionales desplazados a Cataluña ante el desafío independentista. Se trata del barco Moby Dada, rebautizado por los agentes como Piolín por estar decorado a estribor con la imagen del célebre canario amarillo de la serie de dibujos animados ‘Looney Tunes’.

Ver noticia original ➥