Reclutada entre las computadoras que calculaban trayectorias de obuses para el Ejército de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, Jean Jennings Bartik fue la única de las programadoras originales del ENIAC en dejar escritas sus memorias. En Pioneer Programmer cubre desde su infancia en una granja en Missouri hasta su último trabajo en el campo de la informática, pasando por los increíbles años que pasó en el meollo de la revolución que iba a suponer la informática mientras trabajaba en el ENIAC.

Ver noticia original ➥