Desde finales de la Segunda Guerra Mundial, el control del Pacífico y los mares del mundo ha estado en el radar de la Armada estadounidense. Grandes marinas de guerra, como la de Rusia o India, no han podido superarla en número o capacidad. Pero desde hace un par años, los expertos navales de Washington temen por un "nuevo peligro" para la potencia naval más fuerte del mundo: el creciente poderío marítimo de China. Un informe asegura que China desarrolla actualmente una Armada dos veces más grande que la de Estados Unidos.

Ver noticia original ➥