Podemos crea la figura de un "responsable de Disciplina" que podrá sancionar a sus cargos públicos con hasta 1.000€. Entre las acciones sancionables está la de “el abandono reiterado e injustificado de las sesiones plenarias cuando un miembro del grupo tenga la palabra”; entre las faltas muy graves también está la falta injustificada a tres sesiones de pleno o de comisión, “la publicación maliciosa de las negociaciones dentro del grupo o con las demás organizaciones” o el “filtrar a cualquier medio de comunicación o en redes sociales.

Ver noticia original ➥