El ministro del Interior de Polonia, Joachim Brudzinski, se ha disculpado después de que la policía polaca ingresara en una conferencia académica de Universidad de Szczecin dedicada a Karl Marx para verificar si alguien estaba propagando el "totalitarismo" o participando en "actividades antinacionales". Tres policías enviados por la Fiscalía interrogaron a los organizadores y fotografiaron publicaciones académicas. El gobierno actual de Polonia es rabiosamente anticomunista.

Ver noticia original ➥