La asociación, que ha logrado el apoyo de buena parte de los funcionarios, muchos de los cuales se confesaban cansados de los representantes sindicales, ha dejado claro en varias ocasiones que está en contra del acuerdo alcanzado con el Gobierno. Hablan de “falsa equiparación”. Consideran la oferta de Juan Ignacio Zoido una subida de sueldo y no una equiparación real.

Ver noticia original ➥