Recorrer Portugal de norte a sur en moto o en coche por una única carretera ya es posible, gracias a varios alcaldes portugueses que buscan convertir este trayecto en una ruta turística inspirada en la «Route 66» estadounidense permitiendo promover los atractivos de las diferentes regiones del país luso. La vía elegida es la Nacional II, conocida como EN2, una carretera que serpentea por la espina dorsal del país a lo largo de 739 kilómetros entre las localidades de Chaves (norte), en la frontera gallega con Verín (Ourense) y Faro (en el sur).

Ver noticia original ➥