El gobierno portugués va a prohibir todos los alimentos y bebidas no saludables en los cafés de las unidades sanitarias tras la publicación de una orden administrativa en el Diario Oficial de la República.La orden también dice que todos los nuevos contratos para operar estos espacios como cafés, buffets y bares no pueden vender ni tener publicidad sobre bebidas gaseosas o comida rápida como hamburguesas, hot dogs, pizza o lasaña.

Ver noticia original ➥