Fue mandado construir en 1584 por la Reina Leonor y entró en funcionamiento cuatro años más tarde como centro de recuperación de enfermos, donde sus aguas termales jugaban un papel relevante como terapia curativa. El complejo, ubicado en la población de Nuestra Señora del Pueblo (zona centro del distrito de Leiria), está compuesto por el propio edificio del hospital -considerado una joya arquitectónica-, el inmueble que alberga el Museo del Hospital, la iglesia y el parque Carlos I.

Ver noticia original ➥