Sin que sirva de precedentes, parece que el PP y el Gobierno estarían dispuestos a apoyar una iniciativa de Unidos Podemos que volvería a dejar en manos públicas la gestión de las nueve autopistas de peaje que se privatizaron y que, ahora, sufren la quiebra.

Ver noticia original ➥