Lo primero es pagar a los proveedores; las críticas políticas a la gestión de Divertia, vienen después. Ese viene a ser el razonamiento con el cual el grupo del PP en el ayuntamiento de Gijón ha permitido que el pleno dé luz verde a un balón de oxígeno de un cuarto de millón de euros con destino a los presupuestos de la empresa municipal encargada de los festejos, el teatro Jovellanos, la promoción turística y acontecimientos como el Festival de Cine de Gijón.

Ver noticia original ➥