El Gobierno ya tiene encarrilado el acuerdo con los regionalistas canarios (Coalición Canaria y Nueva Canarias) para que apoyen el proyecto de Presupuestos del Estado y tantea al PNV con una tregua en la ‘guerra eléctrica’ (Iberdrola es el segundo contribuyente de la Hacienda vasca). El objetivo del Ejecutivo es que los nacionalistas se animen ya a confirmar su respaldo a las cuentas pese a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña gracias a ese ‘detalle’ con el Ejecutivo y los ingresos de la autonomía

Ver noticia original ➥