Nunca les cayó demasiado bien y ahora le ven como uno de los privilegiados de Mariano Rajoy. El presidente, que nunca deja a los suyos en la estacada, le ha proporcionado a su mano derecha un retiro dorado que hasta el mismísimo Wert envidiaría: Jorge Moragas, que ya era uno de los políticos mejor pagados de España, cobrará ahora 200.000 euros al año como embajador en Nueva York. Su triunfal salida del Gobierno, pese a llevar pactada mucho tiempo, no ha sido bien recibida en el PP.

Ver noticia original ➥