La OCDE certifica el fracaso de España a la hora de atrasar el momento de la jubilación: sólo el 5% sigue trabajando tras los 65 años. El Santander, el banco más importante del país, acaba de cerrar un acuerdo con los sindicatos por el que ofrece a los trabajadores mayores de 50 años que tiene en plantilla irse a sus casas con el 80% de su salario base actual garantizado. Otra de las principales empresas españolas, Telefónica, ha prorrogado recientemente su Plan de Suspensión Individual de Empleo, dirigido a sus trabajadores mayores de 53 años,

Ver noticia original ➥