La sombra sel dedo acusador de Francisco Granados, que declara ante el juez el 12 de febrero, parece apuntar a Aguirre, González, Cifuentes y al propio Rajoy.La trama Púnica deja sin argumentos a quienes se han escudado en que los hechos juzgados son cosa del pasado, porque entonces Rajoy ya era presidente.Desde el PP se justifica la comparecencia con diversos argumentos (pacto con la Fiscalía, reducción de penas..) pero se exige que se demuestren las posibles acusaciones..

Ver noticia original ➥