Las fuerzas policiales tienen autorizado traspasar la frontera sólo de forma muy limitada, en caso de persecución de un delito flagrante o por una alerta terrorista justificada. Sin embargo, la injustificada presencia de la Guardia Civil en territorio francés para intentar atrapar ayer al presidente en funciones, Carles Puigdemont, se hizo molesta y notoria causando malestar …

Ver noticia original ➥