La propuesta garantiza la objeción de conciencia a los médicos y a las enfermeras.El anteproyecto bloquista, presentado hace cerca de un año, en el Parlamento, al que siguió una serie de debates por el país, permite las dos formas de muerte asistida -la eutanasia y el suicidio asistido- y admite su realización en establecimientos de salud oficiales y en la casa del enfermo.La condición esencial es que "la solicitud de anticipación de la muerte deberá corresponder a una voluntad libre, seria y esclarecida de persona con lesión definitiva o

Ver noticia original ➥