Así es como los presupuestos acaban en papel mojado: desde partidas que crecen un 34% a otras en las que se queda más de un 45% sin gastar. Analizamos la liquidación de los Presupuestos Generales del Estado y sus organismos dependientes para ver en qué políticas se gasta lo que inicialmente se aprueba en el Congreso

Ver noticia original ➥