El primer submarino de misiles balísticos de la India estuvo fuera de servicio durante diez meses después de que alguien se olvidó de cerrar adecuadamente una escotilla. El submarino de propulsión nuclear INS Arihant se inundó con agua salada, lo que requirió casi un año de reparaciones. El submarino está diseñado para funcionar como un arsenal flotante de armas nucleares. Alguien dejó una escotilla abierta en el lado izquierdo posterior del barco, lo que permitió que el agua del mar se precipitara en el área de propulsión [ING]

Ver noticia original ➥