La titular de la cartera de Economía convoca a la cúpula de Sareb para evaluar la pobre gestión de la sociedad.- Una de las primeras medidas de la nueva ministra de Economía Nadia Calviño va a ser levantar alfombras en el llamado banco malo o Sareb, la sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria que nació en 2012 con una deuda de 50.800 millones y que, seis años después, todavía mantiene un pasivo de 37.875 millones de euros.

Ver noticia original ➥