Ingenieros de la Universidad de Washington han creado RoboFly, el primer insecto robótico volador inalámbrico. RoboFly es un poco más pesado que un mondadientes y funciona con un rayo láser. El desafío de ingeniería es el aleteo. El aleteo del ala es un proceso que requiere mucha energía. Apuntaron el rayo láser a una célula fotovoltaica, que está conectada por encima de RoboFly y convierte la luz láser en electricidad. Podrían usarse en granjas o para detectar escapes de gas. En español: bit.ly/2wJnqU1 Rel.: menea.me/1p32y

Ver noticia original ➥