Michael Neu un residente de 67 años de Slidell, Luisiana, se enfrenta a 269 acusaciones de fraude electrónico y lavado de dinero. La estafa consistía en hacerse pasar como funcionario nigeriano por correo electrónico anunciando que el destinatario había sido nombrado beneficiario en un testamento de un millón de dólares de un "príncipe nigeriano". En el correo se le pedía a la víctima información personal que se usaba después para descontarles fondos de su cuenta corriente.

Ver noticia original ➥