A la hora de conquistar el espacio, no todo es entrenar a los astronautas y encontrar el cohete perfecto para llevarles fuera de nuestro planeta. Así, desde hace casi dos décadas, la NASA invita a idear conceptos radicalmente innovadores como parte de su programa NIAC. Ascensores espaciales, impresoras 3D para la construcción en otros mundos, o incluso un globo desde el que contemplar Venus han sido algunos de los proyectos que se han presentado a lo largo del tiempo en esta suerte de laboratorio futurista de la agencia estadounidense.

Ver noticia original ➥