A muchas personas, incluyendo científicos destacados, les parece prácticamente inevitable que el progreso de la inteligencia artificial desemboque algún día en la fabricación de robots libres. La literatura y el cine de ciencia ficción están repletos de historias en las que el robot se rebela contra su creador, recogiendo por otra parte un mito que se remonta a la antigüedad. Los ejemplos son innumerables, y más en tiempos recientes, pero el paradigma sería la película Blade Runner, de Ridley Scott (1984), con su secuela Blade Runner 2049

Ver noticia original ➥