En San Petersburgo (Rusia), hay un paso elevado que camión que intenta cruzarlo por debajo, vehículo pesado que acaba para el desguace. El viaducto, más famoso que Vladimir Putin en la ciudad imperial, es conocido como el ‘puente de los tontos’, ya que a pesar de los avisos (una pancarta colgada del mismo y tres señales enormes antes de llegar), la estructura, que tiene dos metros de altura, se sigue ‘llevando camiones por delante’ como si no hubiera un mañana. El último, el pasado 12 de mayo.

Ver noticia original ➥