La respuesta es sí. La decisión del tribunal alemán no cuestiona si están o no probados los hechos alegados en el auto del juez Llarena. Se limita a verificar si estos tienen o no correspondencia en el Código penal de aquel país y a obrar en consecuencia

Ver noticia original ➥