Carles Puigdemont ha puesto finalmente una propuesta concreta sobre la mesa de los partidos independentistas para solucionar sus diferencias en torno a la investidura. La idea tanteada este fin de semana en las negociaciones que han tenido lugar en Bruselas entre JxCat y ERC implicaría efectuar una modificación exprés de la ley de la presidencia que permitiese a Puigdemont ser investido sin consecuencias penales para la Mesa y los diputados.

Ver noticia original ➥