Se cumplen 85 años de uno de los mayores ataques hacia la cultura por parte del Tercer Reich y del comienzo de la persecución del colectivo LGTB en la Alemania nazi, para los que buscaron curas a su “enfermedad” sin resultados. El 10 de mayo de 1933 se quemaron más de 50.000 archivos, muchos de ellos únicos. Años después, los nazis aseguraron haber curado la homosexualidad.

Ver noticia original ➥