"Estoy esperando a sentirme menos enfadada, y cuando esté preparada, diré lo que tengo que decir", ha dicho la actriz, que ha trabajado con el productor Harvey Weinstein en las películas de Quentin Tarantino. "No tengo una respuesta clara sobre esto porque no soy una niña y he aprendido que cuando hablo enfadada normalmente me arrepiento de la manera en la que me he expresado".

Ver noticia original ➥