Nueve años después, el caso Gürtel que Rajoy utilizó para pedir dimisiones al PSOE, acaba con su presidencia y con 37 años de carrera políticaEl presidente promete neutralidad en el debate sobre la sucesión y manda un recado a Aznar: "Tendré la lealtad que mi conciencia y mis 40 años aquí me exigen"El líder que se había hecho experto en manejar los tiempos no supo medir las consecuencias del escándalo político que lo ha descabalgado

Ver noticia original ➥