El presidente no ha podido impedir que la UE otorgue tratamiento de Estado a Kosovo durante la inminente cumbre de los Balcanes Occidentales. En consecuencia, no acudirá a la reunión. Con la cuestión catalana candente, Rajoy dejó claro desde un principio a sus socios que no se sentaría a la mesa con el presidente kosovar, Hashim Thaci. Pero su insistencia ha sido en vano.

Ver noticia original ➥