Después de la jornada histórica que ha desbancado a Mariano Rajoy de la presidencia del Gobierno, el ya expresidente podrá disfrutar de dos empleados y coche oficial, pero no podrá percibir pensión indemnizatoria si no renuncia al escaño de diputado del Congreso.

Ver noticia original ➥