Escaño vacío durante horas y horas. El de Mariano Rajoy. Presidente del Gobierno. Jefe del Ejecutivo. Quien cuando ha visto que iba a perder su cargo en una moción de censura abandonó el puesto para el que fue elegido, su escaño, y pasó toda la tarde del jueves en un restaurante rodeado de sus personas más próximas. Pero no en el Congreso. El mismo Congreso que le hizo presidente tras el 26J y que ahora le va a desalojar de La Moncloa por la corrupción que desborda al Partido Popular.

Ver noticia original ➥