"A medida que los comandantes militares vean los algoritmos de reconocimiento de objetos como confiables, será tentador atenuar o incluso eliminar la revisión y supervisión humana para estos sistemas", dijo ICRAC en la carta. "Estamos a solo un paso de autorizar el uso de drones autónomos para matar automáticamente, sin supervisión humana o control humano significativo".

Ver noticia original ➥