China está llevando a cabo un ambicioso proyecto, en marcha desde hace décadas, para aumentar su superficie forestal hasta el 23 % de la superficie total del país para finales de la década. Además de los beneficios verdes para la gente, como un aire más limpio, los bosques también están ayudando al retorno de animales a hábitats de los que habían desaparecido anteriormente.

Ver noticia original ➥